dic 14 2010

Tags: , , , ,

JUEGOS PELIGROSOS

columpios

Limonares fue uno de los sectores que presenta mayores peligros en sus juegos infantiles.

Caídas, cortes y hasta atropellos son los principales riesgos que se advierten al jugar en las plazas de los cerros de Viña del Mar. La escasa mantención y la falta de señalética son algunas de las causas que podrían generar estos accidentes. Eso concluye un estudio de la Universidad Federico Santa María, que a continuación desmenuzamos para usted.

Por Gonzalo Espinace

La principal atracción de Viña del Mar son sus playas. Sin embargo, para los pequeños que acompañan a sus padres a vacacionar, no sólo el mar es su entretención. A lo largo de la costa de se encuentran distribuidos juegos infantiles que sirven para agotar la energía de los infantes.

En el “plan” de Viña, desde el Café Enjoy aledaño a la desembocadura del Estero Marga Marga hasta la playa Los Marineros norte, las 6 estaciones de juegos existentes se lucen por sus lúdicas formas. El municipio viñamarino, de hecho, se preocupa de mantenerlas limpias y que el aire marino no las perjudique. Si bien hay detalles en cuanto a limpieza, en general, pasan la prueba de los ojos escudriñadores paternales,  a los que obviamente les alivia tener donde entretener a sus hijos en el borde costero viñamarino.

Pero, ¿qué pasa en los sectores altos de la ciudad? ¿En los cerros los niños tienen la misma seguridad cuando usan los juegos? ¿La mantención de estos artefactos se compara con los instalados en el borde costero y en el plan de la “Ciudad Jardín”?

Las respuestas  fueron entregadas por el estudio denominado: “Evaluación de riesgos a juegos infantiles de plazas en los cerros de Viña del Mar”, confeccionado por un grupo de estudiantes de Ingeniería en Prevención de Riesgos de la Universidad Técnica Federico Santa María, y perfeccionado por la tesista, Melissa Galaz, de la carrera técnico universitario en Prevención de Riesgos de la misma institución universitaria.

Ambos trabajos fueron guiados por el profesor Rodrigo Domínguez, un académico preocupado por su entorno urbano, cuyo objetivo fue averiguar sobre la calidad y los posibles riesgos de estos juegos de plaza. Para saber más, fuimos a Canal Chacao, donde se encuentra su sede, para conversar sobre los reveladores resultados.

LOS PELIGROS

El examen de la pureza de los juegos infantiles en los cerros de Viña se hizo durante el 2009. Analizaron con lupa más de 80 estructuras en plazas y plazoletas. Los 14 sectores seleccionados fueron Forestal, Gómez Carreño, Miraflores, Limonares, Chorrillos, El Olivar, Nueva Aurora, Villa Hermosa, Villa Dulce, Reñaca Alto, Glorias Navales y Achupallas, entre otros.

Las primeras impresiones en los resultados fueron claras. “En la costanera los juegos están compuestos por madera y plástico, y todos ellos tienen una mantención adecuada. En cambio, en los cerros vemos que están fabricados con material de fierro, y la mayoría de ellos, están bastante oxidados”, compara Rodrigo Domínguez.

La investigación analizó desde dos perspectivas. La primera, consideró las “condiciones” en que se encontraban, y la segunda, las “acciones” que realizan los usuarios en torno a los juguetes. Bajo estos parámetros muchos de los implementos se sacaron una baja nota.

La mala mantención es una de las grandes causas de los accidentes ¿Aló Municipio?

Los peligros más comunes son la mala mantención (dependiente del municipio), los inexistentes cierres perimetrales, y la falta de señalética para cada juego explicando cómo se usan. “Entonces, a partir de estos peligros se pueden generar como consecuencias diversos riesgos. Entre los que pudimos detectar caídas, cortes, choques entre usuarios, aprisionamientos y atropellos”, explica el académico de la UTFSM.

LA EVALUACIÓN

Según el catastro universitario los juegos infantiles que presentan mayores peligros fueron seis, en los siguientes sectores: 7 Hermanas, Achupallas, Miraflores Alto, Nueva Aurora, Villa Hermosa y Limonares. El estudio en general pone una nota 5  a los implementos, pese a la gran inseguridad que conlleva su poco cuidado municipal. Esto, porque de acuerdo al académico “gran parte de las cosas que identificamos se pueden mejorar con mantención a tiempo. Y tengo entendido que es lo que se ha estado haciendo”.

¿No existirán problemas si los niños juegan acá en una tarde de verano?

“No debería. Pero de todas formas, es importante que los niños siempre vayan acompañados por adultos, porque serán los responsables de identificar el riesgo en cada uno de los juegos, independiente que no exista señalización adecuada”.

¿Pero acaso no existe alguna normativa que regule el estado de espacios recreativos infantiles?

Chile no posee una regulación respecto a los juegos infantiles, y en ausencia a esto se ocupa una normativa española y holandesa. Ellos tienen bien regulado el tema de las perforaciones para los lugares de empotramiento, los elementos de sujeción, los materiales, la altura, etc.”

Claramente, entonces la falta de legislación es una falencia fundamental hoy en día.

“Claro que debería existir. Tantos estos elementos como los juegos electrónicos que aparecen en el 18 de septiembre o la temporada estival, no tienen ningún tipo de regulación. Y para evaluar estos juegos es necesario ocupar una normativa para comparar el estado de los mismos. En ausencia de ese estándar, solamente queda el uso del sentido común. Pero el sentido común, a veces, es el menos común de todos los sentidos”. LOV

Deja un comentario

  • (No sera publicado

XHTML: Usted puede utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>